Mantenimiento de muebles de jardín

Consejos para mantener tus muebles como el primer día

Mantenimiento de los muebles de exterior

    Después de la temporada de verano toca preparar para el invierno a los muebles de exterior. Aun cuando están preparados para resistir las inclemencias del tiempo les viene muy bien que les demos un buen repaso y así aseguramos un correcto mantenimiento de los muebles de jardín que hará que los podamos seguir disfrutando durante muchos años. Además tras varias temporadas el mobiliario de jardín empieza a envejecer y no sería de extrañar que encontremos manchas, moho o marcas de óxido.

 Te damos algunos consejos generales para que tu mobiliario de jardín, sillas, mesas y cojines se vean radiantes y duren mucho tiempo.

Consejos generales para el mantenimiento del mobiliario de exterior

Paso 1: Verifique que todos los tornillos de ensamblaje están en su sitio y apretados correctamente, en caso contrario sustituya el tornillo desaparecido y/o apriete los tornillos flojos. Un tornillo flojo se acabará cayendo haciendo peligrar la integridad física del mueble y de la persona que lo use.  

Paso 2: Si va a utilizar sus muebles al aire libre durante el invierno en un ambiente frío o muy húmedo, sin duda vale la pena usar fundas de muebles de jardín que le ayudará a prolongar su vida y sobre todo reducirá sustancialmente la limpieza y mantenimiento. Siempre intente retirar los cojines de los muebles de jardín y almacenarlos en el interior.

Paso 3: Limpie los muebles con regularidad y siempre antes de su almacenaje. Le recomendamos que siga las indicaciones del fabricante y use los productos adecuados. De manera general puede utilizar un cepillo de plástico de cerdas suaves que arrastre la suciedad sin dañar la superficie. ¿Por qué no guardar los cepillos de dientes viejos? – son el tamaño perfecto para entrar en rincones difíciles de alcanzar y grietas!.

Muebles de Teca

    Cuando se expone al sol, es posible que observe que la teca se vuelve de color gris plateado, sin embargo esto es totalmente natural y la integridad física de la madera no se altera. Cuando es necesario, se puede limpiar la madera usando cepillo de cerdas de plástico suave con agua jabonosa. Para las manchas más fuertes, arena muy ligera. Esto revela el color de la teca natural, pero no pasará mucho tiempo antes de que vuelva otra vez su plateado tono.

    La teca es un material hermoso y muy resistente con aceites naturales que evitan la putrefacción de madera, por lo que no hay necesidad de tratarla. Sin embargo, si desea mantener su color natural desde el principio se puede tratar con un sellador de teca cuando es nuevo. Primero quitar el polvo de los muebles con un paño húmedo, dejar secar y aplicar el sellador según las instrucciones de la lata. Para mantener el color, repita anualmente.

    Si usted quiere traer de vuelta el color natural de la madera, lave el mueble con agua jabonosa, deje que se seque, lijar ligeramente y luego aplicar un aceite claro. Puede utilizar cualquier aceite de linaza o aceite de sellador de teca.

Muebles de Fibra (ratán o mimbre)

    Antes de limpiar te aconsejamos que elimines todo el polvo y restos de suciedad. Para esta operación, todos los procesos son buenos: plumero, paño, aspirador, soplador con compresor…

    Muebles de  fibra  artificial: Limpie la estructura y el ratán con un paño y agua con jabón neutro (jabón de potasa) o suave (tipo lavavajillas). 

    Muebles de fibra natural: La limpieza se realiza igual que con el sintético pero  asegurándose de que el paño está sólo húmedo. Evite usar demasiada agua porque puede reblandecer la fibras. Por esta razón, también vale la pena cubrir o almacenar los muebles en el interior al final de la temporada de verano.

    Una vez limpios y secos, se debe nutrir el mimbre y el ratán con aceite de linaza (aplicar con un paño suave).

Muebles de maderas duras

     Muebles de jardín hechos de maderas duras como Keruing, eucalipto y acacia puede ser atendidos de la misma manera como la teca, sin embargo no tienen aceites naturales en su interior, por lo que pueden degradarse con el tiempo. Para mantener y preservar este tipo de madera al exterior, simplemente lijar y volver a aplicar aceite cada año. 

Muebles de aluminio

    Simplemente limpie con agua jabonosa, enjuague y deje que se seque al aire o limpie con un paño libre de pelusa. Un cepillo de plástico de cerdas suaves también se puede utilizar para las zonas difíciles.

  Cuando hace frío y húmedo, almacenar los muebles de aluminio hueco al revés podría hacer que el agua se congele en el marco de lo que puede dar lugar a daños. Se recomienda mantener los muebles  en su posición normal para que el agua evacúe correctamente.

    Guarde el mueble en el interior durante el mal tiempo, o mantener cubierto.

Muebles de forja o metal

Los muebles de metal deben limpiarse con cuidado de no dañar su tratamiento protector ya que si el metal queda al descubierto se empezará a oxidar.    

Comenzaremos por limpiar frotando con una solución de jabón neutro en agua caliente. Si fuera necesario retocar la pintura se debe hacer aplicando varias capas finas y en un día seco.

Eliminaremos las manchas de óxido con un cepillo de púas de acero, limpiaremos el polvo que se haya generado y, por último, aplicaremos un líquido protector. Hay ceras especiales para muebles de metal pero si no los vas a utilizar durante un tiempo puedes aplicar un aceite con secantes, el aceite de linaza funciona muy bien.

Muebles de plástico

    Suelen ser los más resistentes y sencillos de mantener. Frotar con jabón suave disuelto en agua y secar. Las manchas resistentes y el moho se van añadiendo un poco de lejía a la solución, pero siempre que lo acepte las instrucciones del fabricante. También puedes usar agua a presión y asñi te aseguras de que no quede ningún rincón sin limpiar.

Muebles tapizados en telas náuticas

    Cualquier derrame o mancha ocasional se debe limpiar de inmediato, antes que el líquido vertido se seque. Hacer una limpieza regular para eliminar el polvo que se deposita sobre los cojines de los muebles de exterior para evitar que la suciedad penetre en la trama de la tela y llegue a complicar su extracción.

    Los cojines desenfundables se pueden lavar a máquina con agua fría y jabón suave. Un puñado de bicarbonato sódico en el agua potenciará la acción limpiadora. Se debe evitar la lejía, aunque si la tela tiene moho o mancha muy incrustadas quizás no quede más remedio que utilizarla, sabiendo que el color probablemente se resienta. jadín

 

Tras varias temporadas el mobiliario de jardín empieza a envejecer y no sería de extrañar que encontremos manchas, moho o marcas de óxido. Unos sencillos pasos te ayudarán a que tus muebles de exterior luzcan como nuevos durante años.

Share Post:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat